Las organizaciones UPA y COAG encienden la luz roja por la situación de bajos precios en el aceite de oliva PDF Imprimir E-mail
Economia
REDACCIÓN   
Jueves, 21 de Marzo de 2019 04:13

UPA denuncia “intereses ocultos” que están hundiendo el precio del aceite español mientras que COAG culpa al ministro Luis Planas de las pérdidas millonarias de los olivareros por no actuar ante Bruselas.

El precio del aceite de oliva español ha caído un 30% en las últimas semanas. Lejos de responder a una tendencia lógica, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha denunciado la existencia de “intereses ocultos” que estarían manipulando el mercado para provocar este “hundimiento” que perjudica gravemente a los olivareros. La producción mundial ha caído un 8% y en países como Italia y Grecia las cosechas son ruinosas.

Por otra parte, COAG Andalucía pide al ministro de Agricultura, Luis Planas “que deje de preocuparse y haga algo. Por cada día que el Ministro se preocupa y no actúa, los olivareros pierden 3 millones de euros. Con unas salidas de 140.000 toneladas, las pérdidas se sitúan en 85 millones de euros en un mes”, ha señalado el secretario general de COAG Andalucía, Miguel López.

UPA

Los representantes de los olivareros de la organización agraria UPA han hecho hoy un llamamiento para que el mercado del aceite “entre en razón” y se frene la tendencia bajista de las últimas semanas. Los agricultores no encuentran una razón lógica y califican la situación de la campaña de “inexplicable” y “muy dañina”. Esta organización ha anunciado que intensificará sus protestas y movilizaciones para denunciar una situación que responde, a su juicio, a “razones ocultas” que buscan manipular el mercado.

Las estimaciones de campaña colocan a España como el único país con aceite para manejar el mercado mundial. Mientras que la producción nacional se va a situar por encima de la media de las últimas campañas, la producción mundial va a sufrir importantes bajadas cercanas al 8%, por los fuertes descensos en países competidores como Italia (-59%) y Grecia (-42%).

A pesar de esta situación, “y de manera inexplicable”, en palabras de UPA, “la pésima comercialización que se está llevando a cabo por el sector español, ha provocado una bajada de precios que se sitúa sobre el 30%”. “Teniendo en cuenta que prácticamente todo el aceite que queda en el mundo está en manos españolas, y que el consumidor tanto nacional como internacional apuesta claramente por nuestro oro líquido, estamos seguros de que a partir de este momento se van a disparar los datos de comercialización”, de manera que UPA estima unas cifras excelentes de exportaciones y de mercado interior para el balance global de la campaña.

Ante esta situación, UPA va a solicitar al Ministerio de Agricultura que “se meta de lleno en el problema y tome las medidas necesarias para aclarar cuáles son las razones ocultas para que con estos datos la comercialización se esté produciendo en cifras ridículas”.

COAG

Desde la COAG, Miguel López ha asegurado que “somos los principales productores de aceite de oliva del mundo, con un marco de calidad inigualable, y no se entiende lo que está pasando, que los precios estén hundidos y que Europa no haga nada, pero sobre todo no se entiende que el ministro de Agricultura de España no haga nada”.

Los precios en origen en España llevan semanas por debajo de los umbrales de rentabilidad. Según los datos del Poolred en la semana del 14 al 20 de marzo el virgen extra se vendía de media a 2,38 euros/kilo; el virgen, a 2,18 euros/kilo, y el lampante, a 1,86 euros/kilo. El propio ministro ha reconocido que la evolución de los precios en el contexto actual es “extraña”, pero no plantea ninguna medida para dar respuesta al hundimiento de precios que sufre el sector del olivar.

La distorsión del mercado se da en España y no en el resto de países productores como Italia o Grecia, y responde a una especulación en el seno del mercado, ya que, aunque la producción en España sea mayor que en otras campañas, el resto de países han visto muy reducida sus cosechas, por lo que a pesar del incremento de producción de nuestro país, no se va a compensar la reducción a nivel mundial.

¿Cómo se explica que siendo los mayores productores de aceite de oliva tengamos este problema? En Italia se paga el aceite por encima de 6 euros por kilo. En Grecia el precio también es superior a España, ya que se paga a 3 euros el kilo. Incluso en Túnez se dan mejores precios, ya que se paga a 2,68 euros por kilo.

“No hay causas objetivas que justifiquen lo que está ocurriendo con los precios en España, y creemos que el Ministro, además de preocuparse, debe actuar, ponerse del lado del sector y exigir a Bruselas que se apliquen las medidas oportunas para corregir este sinsentido, además de poner a trabajar a Competencia, para que investigue lo que está pasando”, señala el secretario general de COAG Andalucía.

Esta organización recuerda que el almacenamiento privado es una medida que se activa de manera automática cuando los precios bajan de unos umbrales establecidos, algo que no ha ocurrido de momento, porque esos umbrales se fijaron hace casi 20 años y no se han actualizado, a pesar de que la Comisión se comprometió a ajustarlos a la evolución de los costes de producción, aspecto que ha incumplido.

Los umbrales de referencia establecidos por la UE se sitúan en 1.779 euros por tonelada para el aceite de oliva virgen extra; 1.710 euros por tonelada para el aceite de oliva virgen, y 1.524 euros por tonelada en el aceite de oliva lampante. Según el COI (2015), el coste medio ponderado de producción de aceite de oliva en España es de 2.750 euros por tonelada y de 2.730 euros por tonelada según el estudio de AEMO (2012).

Por eso, COAG pide que se active esta medida aplicando el otro supuesto que recoge el reglamento, que es “la necesidad de responder de manera oportuna a una situación del mercado especialmente difícil o a una evolución económica que tenga un impacto negativo significativo en los márgenes del sector”

Última actualización el Martes, 26 de Marzo de 2019 02:01
 


MULTIMEDIA noticiasdejaen.es