Asaja Jaén cifra ya en 600 millones de euros las pérdidas en el agro jienense por el temporal PDF Imprimir E-mail
Economia
REDACCIÓN   
Lunes, 08 de Marzo de 2010 14:34

El olivar, con la pérdida de un 40 por ciento de la campaña, sería el cultivo más afectado, aunque el espárrago blanco, el algodón u otros cultivos también están afectados, por lo que la organización agraria pide a las administraciones públicas un plan urgente para paliar los daños del temporal en el campo jienense.

Miles de olivares inundados que deberán arrancarse de raíz, la cosecha de aceituna perdida en cerca de un 40 por ciento. Los espárragos anegados, la tierra en la que se debía sembrar algodón con capas de lodos y limo que superan el metro de altura… Las lluvias e inundaciones han hecho perder al campo jienense cerca de 600 millones de euros. Para paliar los daños de los agricultores, ASAJA pide un Plan Urgente de Recuperación de la productividad para los cultivos permanentes, como es el caso del olivar. Para el resto de afectados, solicita ayudas inmediatas.

ASAJA-Jaén exige a la Administración que ponga en marcha un Plan Urgente de Recuperación del Olivar similar al que se aprobó tras las heladas de 2005. Luis Carlos Valero, gerente y portavoz de la organización, considera que en esta ocasión la catástrofe sufrida en el campo por las incesantes lluvias, así como las inundaciones, han producido daños tan graves “que se debe intervenir con urgencia para salvar la capacidad productiva del olivar de Jaén”. No en vano, a los daños causados en la cosecha, más las infraestructuras agrarias, se suma la pérdida de miles de olivares que, inundados, se han asfixiado y no podrán salvarse. “Hasta que estos árboles se sustituyan y vuelvan a producir, habrá pasado demasiado tiempo”, apunta Luis Carlos Valero.

Tres meses

Asaja-Jaén muestra su gran preocupación por los daños causados  por esta última fase de un temporal que ya se alarga durante más cerca de tres meses. Se muestra, además, más que intranquila por el hecho de que las ayudas aprobadas en el último Consejo de Ministros no incluyan ni un euro para la agricultura. Así, indica la urgencia de poner en marcha el plan de recuperación productiva para las especies permanentes (olivar y cítricos) y las ayudas inmediatas y puntuales para otros cultivos como el algodón, la alfalfa, el espárrago o el tomate.

Valoración por cultivos

En la provincia de Jaén, indica, la situación de las fincas que lindan con los ríos y arroyos es insostenible. Se han perdido, literalmente, explotaciones completas (terreno y cultivos). Muchos olivos se encuentran bajo el agua, por lo que es más que probable que mueran por encharcamiento. De hecho, la organización estudia hasta dónde ha llegado la responsabilidad de la Administración en cuanto al desembalse de los pantanos al Río Guadalquivir y sus repercusiones río abajo. Insiste de nuevo en que urge por parte de la Administración una valoración y un plan especial de recuperación, similar al que se implantó en el año 2005 tras las fuertes heladas sufridas en la provincia.

En cuanto a la última valoración de pérdidas (hace algo más de un mes se estimaron en 200 euros de pérdida de cosecha más 90 de infraestructuras agrarias), en esta ocasión nos centramos más en las infraestructuras dañadas y en cultivos como los espárragos, el algodón, los cereales y la ganadería. Con respecto a la aceituna, prácticamente todo lo que queda de cosecha se quedará sin recoger (hasta en un 40% en muchas zonas).

Espárrago blanco

Las pérdidas en este sector afectan a un 70% de la campaña de exportación que debería haber empezado en esta fechas pero que no lo ha hehco porque no s ehan podido preparar las plantaciones.

Y no sólo están registrándose las pérdidas en las plantaciones que no pueden prepararse. En el caso de Sebastián Chamorro, un agricultor de Bedmar con una plantación de primer año en la zona de San Miguel (Úbeda), las pérdidas han sido incluso antes de poder iniciar a recoger el fruto de su inversión. Chamorro plantó el año pasado 3 hectáreas de espárrago en la finca de Sotonegro, en el paraje de la Aldehuela, muy cerca de la pedanía ubetense de San Miguel, para lo que tuvo que invertir unos 30.000 euros (adquisición de las zarpas de espárrago, trabajos de plantación, alquiler de tierra, etc.). Después ha estado todo un año realizando los cuidados oportunos para en esta campaña poder recoger espárrago unos 35 días al tratarse de una plantación joven.

Todas sus expectativas se las ha llevado el Guadalquivir en unas horas. Tras el desembalse de la presa de la Cerrada, sus tres hectáreas quedaron completamente anegadas hace unos días al desbordarse el río por esta zona, cuando más llovía en la provincia. “En mi caso la ruina es total, puesto que invertí el año pasado los pocos dineros que tenía y los que pedí para poner estas 3 hectáreas y antes de empezar a sacarle fruto me ha venido esto”, manifestaba este agricultor.

La plantación se encontraba esta semana completamente anegada. El alquiler que paga Chamorro se eleva a casi 1.000 euros por hectárea y las perspectivas de que pueda salvar algo de la inversión son inciertas, según relata. “Ahora tendremos que esperar a que el agua desparezca, si deja de llover, para saber realmente si ha afectado a las cepas, pero la situación es catastrófica, puesto que todo el lodo y arrastres que han quedado sobre la plantación también habrá que limpiarlo, lo que son gastos añadidos que no sabemos cómo vamos a poder hacerle frente en esta situación”.

Algodón

En los cultivos de algodón, ASAJA-Jaén estima que no se podrá sembrar por la cantidad de arcilla que se acumula en las parcelas de las vegas medias y  bajas. Afectará a unas 4.370 hectáreas. Los espárragos, por su parte, perderán valor comercial debido al mal crecimiento, también motivado por esta acumulación de arcilla. Además, gran parte del cereal está bajo agua. En Jaén hay plantadas 200 hectáreas de espárragos entre los términos de Villanueva de la Reina y Espeluy. Durante la recolección y posterior manipulación se da empleo a medio centenar de mujeres. Tal y como explican los agricultores dedicados al espárrago, el terreno se ha quedado anegado y las infraestructuras de riego (como la de los regantes de las Vegas Bajas), están totalmente destrozadas, por lo que no sólo en esta cosecha, sino en las próximas, se sufrirán los daños del temporal.

Tampoco se podrá plantar la alfalfa (490 hectáreas en la provincia), cuyos terrenos acumulan importantes capas de limos y arcilla, al igual que sucede con el tomate (405 hectáreas) y el pimiento (275 hectáreas)

En el vacuno de leche, las pérdidas pueden ascender al 5% de la cabaña ganadera, por efectos tanto directos como indirectos.

ASAJA-Jaén valora la cuantificación de daños en infraestructuras (caminos, riegos, puentes, terrenos perdidos, maquinaria, ganado, naves, cortijos, etc…), además de otros cultivos distintos al olivar, en 350 millones de euros. Sumados a las pérdidas anteriores, en Jaén se sitúan cerca de los 600 millones de euros.

Última actualización el Martes, 09 de Marzo de 2010 14:43
 


MULTIMEDIA noticiasdejaen.es